UN OASIS SUSTENTABLE EN UN DESIERTO DE ALIMENTOS

Entre tiendas de licores, comida rápida y terrenos baldíos un jardinero guerrillero, Ron Finley,  encabeza un movimiento social en Los Ángeles Sur.  Ron consideró que el problema era la solución. Levantó las baldosas frente a su casa y plantó  en 45 m x 3m distintas verduras. “Mi grupo L.A. Green Grounds y yo nos juntamos y empezamos a plantar nuestro bosque de comida, árboles frutales, ya saben, las nueve verduras completas” dice Ron. Es un enorme ejemplo de que las personas pueden encargarse de sus comunidades para tener una vida sustentable. Todo lo que hacen es voluntario. Cada persona o grupos de personas mantienen y crean su huerto,  y está en la calle por una razón: la gente que pasa hambre puede coger la comida ya que lo que quieren es que retomen su salud.



Además la hazaña no queda ahí, sino que está haciendo que muchos chicos de la calle dediquen su tiempo  a mejorar su calidad de vida y la de sus vecinos a través de un acto tan terapéutico como es la “jardinería”.


Plantar verduras hace que la gente coma verduras. Si no se aprende cómo el alimento afecta tanto al cuerpo como a la mente, todos “comemos a ciegas lo que se nos pone en frente”. Ron Finley no habla de cosas gratis, porque lo gratuito no es sustentable, sino de poner a trabajar a la gente, el honor de cultivar tu propio alimento y abrir mercados de agricultores. Quiere que: “todos se conviertan en renegados ecolucionarios, jardineros gánsteres, gánsteres que tomen su pala”. En esta banda el himno es: 

“Cultivar tu propio alimento es como imprimir tu propio dinero”

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada